La dieta LCHF: Conceptos básicos

dieta LCHF

Las dietas bajas en hidratos de carbono son una alternativa para muchas personas que quieren adelgazar. Pero es importante realizarlas bien para que nuestra salud no se resienta y se vea perjudicada.

Por eso, en este artículo vamos a ver los conceptos básicos de la dieta LCFH, conocida como la «dieta de las dietas», para que no tengas ningún problema si te decides a seguirla.

¿Qué es la dieta LCHF?

Lleva por nombre dieta LCHF, un acrónimo de Low Carb High Fat (baja en carbohidratos, alta en grasas) y se centra en reducir el consumo de hidratos de carbono, incrementando la quema de grasa y controlando el consumo de proteínas.

Este plan de nutrición se apoya en el consumo de alimentos no procesados ​​como el pescado, los huevos, las verduras bajas en hidratos de carbono y los frutos secos.

En cambio, están prohibidos todos los alimentos procesados, además del azúcar, los alimentos ricos en almidón como el pan, la pasta, las patatas y el arroz.

No obstante, hay que considerar que esta dieta puede ser adaptada. La cantidad diaria de hidratos de carbono puede cambiar entre 20 y 100 gramos, conociendo las necesidades de cada individuo.

RELACIONADO:

3 dietas fantásticas para conseguir el cuerpo ideal en 2022

¿Qué alimentos debemos incluir en la dieta LCHF?

dieta LCHF
  • Los huevos, ricos en grasas saludables, pueden y deben incluirse en la lista de alimentos recomendados.
  • Diversos aceites, como el aceite de oliva, la leche de coco, el aceite de aguacate.
  • El pescado, particularmente salmón y sardinas.
  • La carne, pollo, pavo, entre otras.
  • Los lácteos: yogur, mantequilla y queso.
  • Las verduras: el brócoli, los pimientos y los champiñones son una buena opción.
  • Los frutos rojos.
  • Los frutos secos, semillas y condimentos.

Los beneficios de la dieta LCHF

Muchos estudios han demostrado que este tipo de dietas, con bajo consumo de hidratos de carbono, son muy útiles por diferentes razones: eliminan el apetito, mejoran la sensibilidad a la insulina, incrementan el consumo de proteínas e incrementan la pérdida de grasa, particularmente en la región del vientre.

Disminuir los hidratos de carbono puede tener efectos muy positivos en personas con alguna patologías, como la diabetes tipo 2, cardiopatías, acné y enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

La acumulación de grasa abdominal, cerca de los órganos, puede aumentar el riesgo de tener problemas cardiacos, diabetes y ciertos tipos de cáncer a la larga.

RELACIONADO:

Dieta para el dolor de estómago

Según un reciente estudio, las personas que siguieron una dieta basada en el consumo de 50 gramos de hidratos de carbono al día, consiguieron mejores resultados a largo plazo, que aquellas cuya dieta consistía en un consumo bajo de grasas.

Según otra investigación, las personas obesas con diabetes tipo 2 obtienen una gran mejora en el control del azúcar en sangre con esta dieta y, en consecuencia, una disminución de la necesidad de medicarse, al contrario de lo que ocurre en los regímenes con altos hidratos de carbono.

El seguir un plan de nutrición basado en esta dieta, también es útil para retrasar los efectos negativos de ciertas anomalías de la salud neurológicas, como el Alzheimer. Existe una relación entre el consumo bajo de hidratos de carbono y la función cognitiva avanzada en pacientes con Alzheimer.

Al disminuir la grasa, hay un menor riesgo de inflamación, mejorando la circulación sanguínea, bajando el LDL (lipoproteínas de baja densidad en inglés, colesterol malo) y previniendo anomalías de salud del corazón.

Está recomendada para un largo período de tiempo, pues además de garantizar una rápida pérdida de peso y grasa, también es adecuada para mantenernos en nuestro peso ideal.

Además de los beneficios que esta dieta aporta a nuestra salud, su popularidad se debe sobre todo a que nos permite bajar de peso de una forma realmente simple.

Los efectos secundarios de la dieta LCHF

dieta LCHF

Pero como todo en esta vida, este tipo de dieta puede tener efectos secundarios como náuseas, estreñimiento, diarrea, debilidad, cefalea, fatiga, calambres musculares, mareos y también insomnio.

Aunque parece una lista extensa, la verdad es que, el estreñimiento es el efecto secundario más habitual, cuando se sigue esta dieta, debido a la ausencia de fibra. Para evitar esto, sencillamente incluye vegetales en tu régimen alimentario.


Ya ves que la dieta LCHF tiene muchos beneficios y es fácil de llevar. Hemos visto los elementos que debe incluir y cuales no, además de sus posibles efectos secundarios.

Te he dado algunas nociones básicas para que la pruebes y nos comentes qué te parece, cuéntanoslo en los comentarios!!


ADVERTENCIA: Este artículo es únicamente informativo, no tenemos la posibilidad de prescribir ninguna receta médica, ni efectuar ningún tipo de diagnóstico. Consulte a su médico si tiene algún dolor o malestar.

MÁS:

Los parecidos de los alimentos con los órganos del cuerpo

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una carita para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.