¿Cómo cuidar la piel de la cara?

cuidar la piel de la cara

Cuidar la piel de la cara no significa pasar horas, mañana y tarde poniéndote crema sobre crema y gastando una fortuna.

Hay una rutina muy simple de seguir que establece un auténtico ritual de belleza. Tan fácil que todo el mundo puede hacerlo todos los días en su casa.

Se compone de solo 4 pasos, todos básicos y muy rápidos, que se deben repetir por la mañana y por la noche. Conozcamos cuáles son.

Pasos para cuidar la piel de la cara

1º Limpiar

limpia tu cara

La limpieza de la piel, efectuada por la mañana y durante la noche, es el paso inicial para conseguir un rostro sano.

Con la limpieza se suprimen las células muertas y las impurezas acumuladas a lo largo del día, fruto del sudor, la grasa, el maquillaje o la contaminación atmosférica.

La piel limpia absorbe mejor los principios activos presentes en los productos aplicados después, lo que los hace mucho más efectivos.

Por la mañana, es necesario higienizar la piel para eliminar la grasa (aceite de las cremas de noche) y la suciedad. Puedes pasar agua por el rostro, si lo prefieres utiliza un jabón muy suave.

No pienses que tu piel está perfecta por la mañana, pues el proceso de regeneración y reparación que tiene lugar durante la noche, acumula impurezas que debemos eliminar.

Por la noche, es necesario utilizar un buen desmaquillador, limpiando en profundidad y eliminando los restos de maquillaje y productos aplicados durante el día. Después, lava tu rostro con jabón. 

Dormir con maquillaje se encuentra dentro de los mayores fallos que puedes cometer, al provocar una serie de problemas: rápido deterioro por la edad, piel grasa, poros obstruidos y desequilibrio natural de la piel.

Y como el algodón no engaña, verifica si has realizado la limpieza de la piel correctamente, pasándote un algodón suave por la cara. Si no queda ningún rastro, la limpieza está completa.

Además, también es importante exfoliar la piel para ayudar a eliminar las células muertas, al menos una vez cada 15 días.

Los beneficios de la limpieza facial son:

  • Limpia los poros para minimizar los problemas de la piel como el acné.
  • Suprime las células muertas de la piel dejando un aspecto fresco y saludable.
  • Tras un día caluroso o de trabajo, elimina todo rastro de sudor.
  • Un limpiador suave e hidratante contribuye a aliviar la irritación o la tensión de la piel.
  • Prepara tu piel para el tónico y la hidratante

2º Tonificar

La importancia de tonificar la piel

La tonificación de la piel complementa la limpieza, eliminando las células muertas, los restos de maquillaje y el gel limpiador. 

Además, la tonificación le devuelve el pH natural a tu piel, refrescándola, suavizándola y preparándola para la hidratación.

Se debe tener cuidado con los tónicos con exceso de alcohol. A las personas con piel muy grasa les suele gustar mucho este tipo de productos, pero acaban empeorando la oleosidad por el efecto rebote que provocan.

Los beneficios de la tonificación de la piel son:

  • Elimina las toxinas
  • Mejora la microcirculación
  • Devuelve el pH natural de la piel
  • Elimina los residuos acumulados en los poros
  • Calma y refresca la piel
  • Prepara la piel para recibir la hidratación

3º Hidratar y cuidar

Después de ser limpiada y tonificada, la piel necesita ser hidratada y cuidada.

Cuidado personal – Puedes intensificar el efecto de la crema de día/noche usando los llamados productos de cuidado personal (sueros o concentrados), que son perfectos para acciones concretas, como arrugas, manchas o piel apagada.

Estos productos poseen una mayor concentración de elementos activos, acelerando resultados más efectivos y también inmediatos.

Quienes prefieran integrar este paso en su rutina de belleza, deberán hacerlo todos los días, antes de las cremas de día y noche.

Los ojos – Esta es un área que precisa ser tratada de manera cuidadosa, puesto que la piel en torno a los ojos es delgadísima y frágil, revelando signos de rápido deterioro por la edad.

protección de la piel

Se aconseja usar una crema concreta para el contorno de ojos, mañana y noche.

La decisión del producto debe hacerse dependiendo de lo que queramos solucionar o evitar (ojeras, bolsas o finas arrugas, etc.) y dependiendo de la edad.

Hidratación – El ritual de prevención asimismo incluye la crema hidratante fundamental, indicada para toda clase de pieles y todas las edades. Hay cremas de día y noche, pues las necesidades de la piel cambian con el paso del tiempo.

Los beneficios de la hidratación y cuidado de la piel son:

  • Piel más brillante
  • Piel menos seca
  • Protección contra la contaminación diaria
  • Evita el envejecimiento precoz
  • Prevención de manchas faciales
  • Control del brillo y la grasa

4º Protección

limpia tu cara

Por último debemos proteger la piel de las inclemencias del tiempo, la contaminación y el efecto del solar. Ciertas cremas de día incluyen un factor de protección solar, mientras que las cremas de noche son mucho más nutritivas, para contribuir a regenerar la piel.

Se estima que la exposición al sol es la principal causa del rápido deterioro por envejecimiento de la piel, por lo que es fundamental una protección adecuada.

Múltiples cremas de día ahora incluyen un factor de protección solar (FPS), por lo general FPS 15, pero es muy probable que tu piel necesite más protección, especialmente durante los meses en que los niveles de UV son más altos.

El protector solar debe aplicarse después de la crema de día o en su lugar.

Los beneficios de la protección de la piel son:

  • Proteger la piel frente a los rayos solares
  • Prevenir contra el cáncer de piel
  • Evitar las manchas de piel
  • Evita el envejecimiento precoz
  • Ayuda a hidratar la piel
  • Uniformizar el tono de la piel
  • Disimular imperfecciones de la piel

No hay ningún misterio para cuidar adecuadamente tu rostro, pero si quieres que la piel sienta los efectos realmente, es imprescindible realizar una rutina de cuidado facial, que se puede realizar en sólo dos minutos y un par de veces cada día.

Si dedicas un tiempo diario a cuidar la piel de la cara, ella te lo devolverá resplandeciendo muchos años.

Y tú, ¿Cómo cuidas la piel de tu cara?, coméntalo!!.

MÁS:

¿Cuándo y cómo usar la seda dental?

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una carita para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.