¿Cómo asar carne a la parrilla?

asar carne a la parrilla

¿Quieres saber cómo asar carne a la parrilla como un profesional?, ¿Quieres ser un maestro de las barbacoas?.

Pues entonces, prende el fuego con leña muy seca, déjalo arder hasta el momento en que no haya llama, y prepara la mejor parrilla de tu vida!!.

Añade la carne que quieres asar, esto es importante porque según el tipo de carne y el punto de cocción que desees, deberás tener una altura diferente de brasas.

Veamos cómo debemos hacerlo según cada tipo de carne: de pollo, de cerdo, de cordero o de ternera.

Asar carne a la parrilla: Carne de pollo

Su carne es muy adecuada para asar. Entero, en trozos o en filetes de pechuga, el pollo consigue diferentes sabores, según la elección de los condimentos y los adobos. Apuesta por el ajo y el limón, siempre van bien juntos.

Filete de pollo: Puedes recortar el pollo en cuartos o en trozos pequeños. Prepara una exquisita salsa con limón, sal, vino blanco, laurel, pimienta y hierbas aromáticas. Pincela el pollo con la salsa.

Pechuga de pollo: Es la parte más seca y menos grasa del pollo. Para que la carne coja gusto y se humedezca, espera a que actúe la marinada (usa zumo de limón, tomillo, sal y aceite de oliva).

Antes de utilizar, vuelve a exprimir el limón y devuélvele a la parrilla algo del gusto perdido.

RELACIONADO:

Consejos para una barbacoa saludable

Asar carne a la parrilla: Carne de cerdo

El cerdo ha de estar bien cocido, pero no debe estar seco. La corteza debe quedar entera y tierna, pero desecha las partes más oscuras o chamuscadas de la parrilla, dañinas para la salud.

Empieza con las carnes más rápidas y apreciadas para asar a la parrilla, servidas como piscolabis o snack. Guarda las carnes más compactas y lentas para el final.

Chorizo ​​y longaniza: Los chorizos y las morcillas se tienen que asar a fuego medio, a fin de que se doren por fuera y se cocinen uniformemente por la parte interior.

En el momento en que estén cocidas, córtalas en rodajas finas y acompáñalas con pan.

CONSEJO: Espolvorear las brasas con algo de tomillo a fin de que, al arder, suelte aroma y humo sobre la carne.

Filetes: En rodajas finas, los filetes tienen que ir marinados a la parrilla. Ponlos a fuego medio y cocina de forma lenta, unos diez minutos, a fin de que la grasa se funda. Colócalos entre dos rebanadas de pan o córtalos en trozos pequeños y sírvelos con una vinagreta de cilantro.

Chuletas y costillas: Necesitan ser condimentadas con anticipación y asadas ​​a la parrilla de manera lenta a fuego medio. La corteza crujiente y de color rojo es exquisita. Voltea y pincela de forma regular con salsa o adobo. En la mayoría de los casos, costará unos 25-30 minutos asarlo bien.

RELACIONADO:

¿Por qué fallan los regímenes hiperproteicos?

Asar carne a la parrilla: Carne de cordero

El cordero es una carne muy tierna y tiene el nivel de grasa perfecto para asar a la parrilla.

Costillas: Pon las chuletas antes adobadas con sal, aceite de oliva, ajo e hierbas durante unos dos minutos, en la parte más caliente de la parrilla.

Después mueve las costillas a la zona más fría durante seis a ocho minutos, hasta que se doren. Estarán listas para comer y exquisitos hasta los huesos.

Pierna: Escoge el condimento que más te guste: si te van los sabores más exóticos y especiados, opta por untar la pierna con una mezcla de condimentos; si eliges sabores más fríos, sazona con sal, ajo, aceite de oliva, romero y salvia.

No olvides dejar descansar la carne antes de cortarla en una tabla de corte.

Identifica las líneas que siguen las fibras musculares principales y corta perpendicular al músculo, lo que va a ayudar a aumentar la ternura de la carne. El punto de la carne puede variar entre media y muy hecha.

RELACIONADO:

¿Cuál es la diferencia entre cordero, cabrito, borrego y ternero?

Asar carne a la parrilla: Carne de ternera

perfecto a la parrilla

Deja la carne tapada a temperatura ambiente unos 20 minutos antes de asarla. Ten en cuenta que la parrilla ha de estar siempre limpia y cepillada con aceite, para que no se pegue nada.

Los bistecs de medianos a gruesos, como el bistec redondo y el bistec chato, son geniales para asar a la parrilla.

Aprovecha el calor fuerte y estable para dorar la carne. Se formará una corteza crujiente que preservará todos los jugos naturales.

Espera el momento conveniente y gira la carne solamente una vez (en promedio, de cuatro a cinco minutos por cada lado).

CONSEJO: Condimento, sal y fuego. La mayor parte de las veces, así debería ser. En un caso así, quita la sal refinada y emplea la sal gruesa.

Recuerda utilizar pinzas en vez de un tenedor. La carne, una vez asada, debe retirarse y cubrirse con papel de aluminio.

Déjala descansar unos cinco minutos para que los jugos se distribuyan uniformemente.

El tiempo de cocción depende de la altura del bistec y de la forma en la que desees que se cocine la carne: poco hecha, medio o muy hecha.

Si te gustan las salsas, úsalas solo para acompañar la carne asada y jamás para condimentar.


Así ya puedes lanzarte a asar carne a la parrilla como un auténtico especialista!!.

¿Te gusta la carne a la parrilla?, cuéntanoslo a continuación!!.

MÁS:

Los 11 alimentos más ricos en nutrientes

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una carita para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.