¿Cómo aplicar el perfume correctamente?

Todos/as usamos colonias y perfumes de todo tipo, casi todos los días, ¿verdad?, pero, ¿seguro que sabes cómo aplicar el perfume?

Si quieres conseguir que su efecto sea el adecuado e impresionar con tu fragancia, entonces tienes que conocer la forma de usarlo.

Acompáñame y descubre cómo aplicar el perfume de forma correcta.

¿Cómo prolongar el olor del perfume?

aplicar el perfume

La mayor parte de las personas abusa de él, no sabe que la duración y el tiempo de fijación del perfume dependen menos de la cantidad usada que del tipo de piel.

La fragancia se fija mejor en pieles bien hidratadas o grasas y dura menos en pieles secas. Por consiguiente, utilizar una crema hidratante sin perfume antes del perfume favorece que el perfume permanezca en la piel mucho más tiempo.

El momento más adecuado para utilizar perfume es en cuanto sales de la ducha. Esto se debe a que la capacidad de tu cuerpo para absorber la fragancia está en su mejor momento inmediatamente después de una ducha caliente.

Esto hará que el perfume permanezca mucho más tiempo sin necesidad de volver a aplicar más perfume.

Cuanto más fuertes y pesados sean sus componentes, como por ejemplo, el ámbar o la vainilla, más dulces o más amaderadas, el perfume perdurará mucho más.

¿Dónde aplicar el perfume?

¿Qué hacer cuando abusas del perfume?

Cuando tu cuerpo esté seco y limpio, lo mejor es aplicar el perfume en las áreas donde se aprecie tu ritmo cardiaco, ya que estas son las zonas donde la temperatura corporal es más alta, lo que permite a la fragancia disiparse de manera más rápida.

Estas son las zonas donde se nota la circulación de la sangre y donde la temperatura corporal es más alta:

  • muñecas
  • nuca
  • tras la oreja
  • cuello
  • clavículas
  • curva del brazo
  • ombligo
  • cerca de la cintura
  • interior de las rodillas
  • tobillos

El cuello, las muñecas y el pecho son puntos perfectos. Evita el contacto con las mucosas y los ojos.

Por supuesto, nunca debes aplicar el perfume en el pelo, todos los perfumes contienen alcohol, que seca el cabello.

¿Perfume en la ropa? ¡Jamás!. Rocía tu perfume antes de ponerte la ropa para no mancharla.

Muchas personas cometen el fallo de frotarse las muñecas después de aplicarse el perfume. Debes evitar este mal hábito, ya que descompone las moléculas del perfume y lo hace más frío y corriente.

Otra forma de aplicar el perfume es rociarlo a unos 10-12 centímetros, crear una neblina en el aire e ir dentro de ella para repartir el perfume por todo tu cuerpo.

Cuanto más alta sea la temperatura corporal, más se propagará la fragancia. Por eso, en verano y por la mañana, el perfume tiene más potencia, así que utilízalo con moderación.

¿Qué hacer cuando nos hemos puesto demasiado perfume?

¿En algún momento te has sentido incómodo/a con alguien que usa un perfume muy fuerte? ¡Sí, naturalmente! Pasa a menudo… y es que aunque muchas personas lo saben, ¡es difícil identificar cuando el problema somos nosotros!

Debes saber que si sales con una fragancia exagerada, es preferible salir sin perfume!!! ¡No hay nada que moleste más que un olor fuerte y asfixiante!.

En el momento en que te das cuenta de que te has pasado… ¿Cómo arreglarlo? ¡Ahora no puedo ducharme! Por eso, acabamos saliendo con excesivo perfume. ¿Qué hago!!?

Bueno, bueno, que no cunda el pánico, vamos a ver cómo lo arreglamos… todo tiene solución:

  • Humedece un algodón con alcohol.
  • Limpia la zona donde se ha aplicado el exceso de perfume.
  • Espera a que el alcohol se seque… su olor desaparecerá y también lo hará el perfume.
  • Después hidrata la piel, porque el alcohol seca mucho la piel!.

¿Cómo combinar el perfume con el desodorante y con el aftershave?

Combinar perfumes nunca ha sido una buena idea.

Lo idóneo es utilizar exactamente la misma marca de perfume, desodorante y loción para después del afeitado.

Si el perfume que usas no dispone de otros productos complementarios, lo mejor es decantarse por un desodorante y una loción para después del afeitado sin fragancia o con muy poca.

Ten cuidado con los desodorantes en aerosol para el cuerpo, que normalmente tienen un fragancia muy fuerte.

¿Cómo conservar el perfume?

El sitio más apropiado para guardar el perfume es en el armario o en cualquier sitio oscuro y fresco. El baño no es el sitio más conveniente, por el hecho de que la humedad y los cambios de temperatura son dañinos para las fragancias.

Lo mejor es guardarlo en un sitio fresco y seco, lejos de las ventanas.

Impide la evaporación. Guárdalos en sus cajas originales y jamás los dejes sin su tapa durante demasiado tiempo.

Generalmente, la vida útil de un perfume es de unos tres años. Con algo de suerte, puede incluso durar más.

En el momento en que su color tiende a caramelo y el perfume se vuelve ácido, es hora de librarse de la fragancia.


De media, una mujer tiene por lo menos, tres perfumes: uno para usar a diario, otro para ocasiones especiales y por último uno que es su preferido y lo utiliza sólo en contadas oportunidades, pero que refleja totalmente su estilo y su personalidad.

Una de las reglas básicas para el correcto uso del perfume es reducir este uso.

El misterio está en realizar un uso pensado y sutil del perfume.

No cometas el fallo de usar demasiado perfume, pues por lo general, «menos es más».

¿Te ha gustado este artículo?

¡Haz clic en una carita para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.